miércoles, 31 de octubre de 2012

El Guardarropas Inteligente (4)


En la entrada anterior hablamos de hacer un análisis de nuestro estilo de vida.

Te cuento un poco de mis propias conclusiones.


  • Mi actividad principal es el dictado de las clases.  Para esto, uso un tipo de indumentaria que podría ubicarse en un sport elegante...
  • Realizo otro tipo de actividades secundarias, como trámites, mandados, reuniones de trabajo, etc, que las puedo realizar con la misma indumentaria que utilizo para mis clases.
  • Concurro a la Iglesia, para lo cual puedo usar un atuendo similar, sólo quitándole accesorios y detalles más llamativos.
  • También voy al gimnasio, para lo cual necesito, obviamente, ropa deportiva como calzas, tops y remeras de cierto tipo.
  • Los días en que no dicto clases, realizo tareas de la casa, visito familia y amigos y hago caminatas o alguna otra actividad recreativa.  Para estos días, prefiero ropa muy cómoda, no quiero nada ajustado, ni rígido, ni tacos, sino ropa liviana y cómoda.
  • Salidas y eventos especiales, indumentaria acorde a cada caso, dependiendo de la ocasión y el lugar.


De acuerdo a este análisis me he puesto algunos objetivos para mejorar en cada una de las áreas:

Antes que nada te comento que con tantas horas que dedico a mi trabajo y otras responsabilidades, he descuidado la costura que fue el origen de mi proyecto, perdiendo el placer de esos momentos tan gratificantes de tener siempre algo en proceso.

Es algo que extraño mucho y que ya desde el año pasado estoy tratando de retomar.

Mi guardarropas se ha tornado desactualizado y aburrido, porque aunque no esté cosiendo me niego sistemáticamente a comprar ropa, porque siempre pienso que me lo puedo hacer yo misma.

Es un círuclo vicioso del que ahora voy a salir...

Esta semana, mientras ponía al día otras tareas pensaba en las ganas que tenía de comenzar con la verdadera movida en mi guardarropas, pero ya he aprendido a no dejarme ganar por la ansiedad, para poder disfrutar más de cada paso del proceso.

Entonces te cuento.

Objetivos:

1)  Renovar todos los básicos del guardarropas para mi actividad principal y las actividades      secundarias.
     Luego de completar todos los básicos podría comenzar a pensar en otro tipo de prendas.
2)  Mejorar en dos o tres conjuntos combinables entre sí, la indumentaria para el gimnasio.  
3)  Tener ropa cómoda pero más linda para los fines de semana.
4)  Algo que no mencioné pero que necesita mi urgente atención es la ropa para dormir.
      Quiero tener ropa para dormir suave y linda.  Renovar por completo esta área.

Tengo mucho trabajo!!!
Lo importante es que ya empecé, porque todo este análisis previo, me sirvió para tomar estas decisiones.
Ahora manos a la obra...


Bueno, hemos visto lo que nos falta, ahora vamos a ver LO QUE NOS SOBRA.

Es hora de comenzar a seleccionar lo que nos sirve de lo que no nos sirve
Para esto hay que analizar cuidadosamente cada prenda, pero no aisladamente sino como parte potencial de uno o más conjuntos.

Para esto el próximo paso sería realizar una prueba de vestuario, que consiste en probar distintas combinaciones de cada prenda con el resto de las que tenemos.

Tenemos que tratar de combinar de todas las maneras posibles y probar hasta lo que nos podría resultar raro o loco.  

La cuestión es poder pensar nuevas formas de combinar las prendas que ya tenemos.

Si sos una persona muy conservadora y no te animás a probar combinaciones más arriesgadas, podés recurrir a alguna amiga, de esas que siempre las hay, que le guste jugarse un poquito más, para que te ayude y te motive a probar nuevas alternativas...

También te sugiero que cuentes con al menos un espejo de cuerpo entero, si fuera dos y enfrentados mejor, y si no con uno más chico que lo puedas mover para verte de distintos ángulos.

Esta prueba de vestuario es muy importante ya que a partir de ella vamos a decidir cuáles son las prendas que se quedan y cuáles las que se van.

En la próxima entrada, vamos a ver un poco qué criterios de selección nos pueden ayudar.

Ojalá que te animes a hacerlo realmente y vas a ver que es bien divertido.



domingo, 28 de octubre de 2012

CAMISA LEÑADORA DE DIANA

Diana está confeccionando una camisa leñadora, en un escocés, combinando minuciosamente el dibujo...




Aquí está Diana
preparando la prueba de la camisa...
Fijate la coincidencia de los cuadros en el canesú...
...y en la cartera.
Luego de la prueba se pasan las modificaciones al molde
El molde ya está modificado,
 entonces se comienza el armado de la prenda

En el proceso de armado,
 la cartera ya está cosida y los bolsillos.
Ahora a sacar los hilvanes.
Sin hilvanes...
Preparación del cuello para el último pespunte...
Igual que el puño, ya dándolo vuelta para pespuntear.
Ahora la terminación de las sisas con overlok como último paso
La camisa terminada y Diana muy contenta!!!
Eligió unos broches de nácar con aro metálico.  Gran acierto.




Gracias Diana, la camisa te quedó hermosa y vos sos muy buena modelo!!!



Mi segundo trabajo - Cortinas para el living

Es un hermoso domingo y me dispongo a iniciar mi segundo trabajo ...

Algunas de mis alumnas saben que tengo una deuda. 
Todos los años al comenzar mi agenda,  en la página inicial desarrollo una lista de objetivos mínimos para ese año. 

Ya hace dos años que la lista está encabezada por "CORTINAS"

Hay por lo menos un par de motivos por los cuales he postergado tanto este trabajo: 

1) Me ha costado encontrar los momentos para sentarme a coser, ya que las clases y las responsabilidades cotidianas ocupan todo mi tiempo...

2) Cuando me puedo sentar a coser, NO QUIERO HACER CORTINAS, me gusta la confección de prendas de vestir....

... pero bueno, es una buena oportunidad para mostrarte que cuando se sabe coser, hay muchas cosas que uno puede hacer para colaborar en la economía familiar, y a eso apunto para motivarme en este nuevo proyecto que tanto me costó encarar.

La motivación principal es compartirlo con vos, así que una vez más te estoy agradecida, porque de no ser por esta sección en la que te comparto mis trabajos personales, tal vez seguiría postergando.


Así que allá vamos...
Así se ve el living ahora con las cortinas harapientas
Aquí se aprecia mejor, están hechas girones...
Tomo unos apuntes, medidas, etc...
La tela es una gasa de algodón
 que tenía guardada
Como no quiero gastar,
 busco en mis canastos de retazos,
 algo interesante para agregar algún detalle
Bueno, éstas son algunas
 de las cosas que encontré,
vamos a ver qué sale...


El siguiente paso va a ser cortar los paños y hacerle un proceso para corrugar un poco la gasa...


También en FACEBOOK

jueves, 25 de octubre de 2012

VESTIDO DE MARÍA TERMINADO

Prometió que la clase que viene va a traer los zapatos para que se lo veamos puesto!!!



Gracias María!!!  Ojalá que te animes a mostrarnos cómo te queda


El Trabajo de la Modista (3)


En la última nota habíamos hablado de la importancia de captar el deseo de nuestra clienta y de asesorar, sugerir, y dar nuestra opinión sin avasallar el estilo y el deseo de ella.

Hay distintos casos en los que podemos actuar de distintas formas:
 
Tenemos el caso en el que la clienta ya sabe exactamente lo que quiere.
Si es así, nuestro trabajo es entender exactamente qué es lo que la clienta nos está pidiendo.

En cuestiones visuales es muy común que dos personas estén hablando lo mismo pero en su mente cada una está visualizando algo distinto.  Eso tiene que ver con la subjetividad, entonces para evitar confusiones, lo más seguro es tomarse el tiempo de sentarse con la clienta a ver revistas, figurines,  fotos en internet o cualquier otra imagen (las dos, la clienta y la modista) y que cada una vaya señalando en los modelos que ve los detalles de los que se estaban hablando.

También  podemos hacerle bocetitos a mano alzada y en lápiz, en un block de dibujo reservado para ese fin (no uses papelitos cualquiera, no da un aspecto serio a tu trabajo), es una técnica que debemos poder manejar con soltura. 

Puede pasar que (por tomar un ejemplo) uno le señale un escote y le diga:  "Este es el escote que vos me decís?" y la clienta te diga que no, entonces vos le pedís que te busque uno ella misma y te lo muestre.  Allí ya estaremos evitando un error, porque nos habíamos quedado con una idea equivocada.

Así en todos los detalles que consideremos necesarios hasta estar bien seguras de que nuestro trabajo va a estar acorde a la imagen previa que la clienta tenía en su mente.


A veces no nos tomamos suficiente tiempo en las entrevistas y no preguntamos lo suficiente porque creemos que la otra persona va a pensar que no sabemos nada o que somos inseguras.

Esto no es así, hay que poder explicar que uno sabe mucho de su trabajo pero que necesita conocerla a ella, y eso a la gente le gusta.  Que nos tomemos el tiempo para conocer al otro es fundamental y un buen comienzo para cualquier relación, incluyendo la relación con nuestra clientela.

Cuando la entrevista termina a vos no tiene que quedarte ninguna duda para poder así encarar la siguiente etapa de tu trabajo con seguridad y soltura.

En la próxima nota veremos otra variante en la que tendremos que poner nuestra capacidad de experta al servicio de la situación.


                                                                 Te deseo éxitos.
                         

martes, 23 de octubre de 2012

El Guardarropas Inteligente (3)

Como lo prometido es deuda, te voy a contar uno de los aspectos de mi físico que tengo en cuenta a la hora de elegir mi vestuario.


En la foto que se ve de frente, se puede apreciar que mi tórax es bastante más desarrollado en relación a mis caderas y mis piernas... entonces elijo colores, volumen y detalles para la parte de abajo y en las prendas superiores utilizo cortes simples y de colores más oscuros y sin agregados.

De perfil, encuentro que mi busto y mis piernas son pequeños en relación a la zona abdominal, entonces trato de no usar nada que marque ese desbalanceo.  Prefiero las prendas que entallen en la espalda y sean más sueltas en el frente.

Sólo esto te cuento como para que tengas idea de qué se trata esto de conocerse y analizarse objetivamente.

Nada de mirarse para castigarse ni mucho menos...



Ahora podemos entrar en el análisis de nuestro estilo de vida.


Todos tenemos estilos de vida diferentes y en función de éste debemos pensar nuestro guardarropas.


No va a ser igual el vestuario de una persona que trabaja en una  oficina,

que la que lo hace visitando personas y anda mucho en la calle.


Tampoco es igual, si sos ama de casa

 o profesora de gimnasia,



o si tu trabajo se basa en tu imagen, como quien conduce un programa  (o un curso)
Bueno, me hago un poco de propaganda... en fin...

o si tenés una boutique o una peluquería.
 


En cualquier caso tenemos que observar cuáles son nuestras actividades cotidianas, el tiempo que tenemos para preparar nuestro vestuario o para cambiarnos entre una actividad y otra.

 Como ejercicio te propongo que:

1) Te hagas algunas preguntas que te ayuden a delinear cuáles son tus actividades.
2) El segundo paso sería diseñar una lista de objetivos derivadas del paso 1.

Te animás?

En la próxima publicación de El Guardarropas Inteligente te cuento algunos de mis resultados.  

Cómo es tu estilo de vida?

TRENCH ROSA CHICLE DE SILVINA

 Silvina eligió una prenda básica como es el trench, en un color de temporada, como el rosa chicle, y este es el resultado.



Este es el cuerpo listo para forrar
Ella eligió un forro a contratono y rayas
Le está pegando el cuello
para así pegar el forro
Comienza a unir el forro a la prenda
Comenzando por el cuello...
Se hace coincidir todo el contorno
 y se unen las mangas por el borde
 para luego dar vuelta la prenda
Se hacen los pespuntes
en el ruedo de las mangas
El ancho del ruedo marcado con jabón
y sostenido con alfileres
El mismo trabajo se realiza
en el ruedo del bajo
Se hacen las terminaciones en los ángulos
Aquí la prenda ya forrada
y con los pespuntes de terminación realizad
Se hacen las marcas
donde se bordarán los ojales
El trench terminado visto de espalda
Otra vista del trech
Detalle del delantero
Gracias Silvina por compartir tu trabajo!!!


lunes, 22 de octubre de 2012

CAMISA DE MONICA

Mónica está por viajar y prepara esta camisa de jeans con canesú de encaje para su equipaje.


La vemos?



La foto está un poco borrosa,
pero muestra la camisa preparada
 con hilvanes de marca.
     
Detalle del canesú con encaje negro... 
Aquí está preparando la cartera
Ahora está pegando la fliselina en los puños
Con trapito para que no se pegue la plancha
Detalle del puño con los ojales marcados

   Aquí está la camisa terminada
       Me mandó las fotos desde Alemania luego de haber viajado..



Gracias Mónica por compartir tu trabajo!!!